Entrevista en Libros.com

Esta entrevista fue realizada por el equipo de Libros.com durante la campaña de crowdfunding de Cuentos para despertar. Puedes acceder a la entrevista completa a través del siguiente enlace.

Gema López Sánchez Cuentos para despertar

Tu campaña está siendo un éxito en los primeros días que lleva en marcha, ¿cómo te sientes?


Bastante contenta. Al principio temía que nadie quisiera apoyar este proyecto, pero viendo lo rápido que crecían los apoyos, este miedo desapareció. Cada vez que recibo un apoyo nuevo, noto que estoy un paso más cerca de cumplir mi sueño de publicar. Saber que hay alguien al otro lado de la pantalla que te ayuda siendo tu mecenas, y que no te conoce pero confía en ti y en lo que haces, es una de las mayores satisfacciones que he sentido.


¿Cómo surgió la idea de la historia de Cuentos para despertar?


Cuentos para despertar se escribió sola. Desde que tenía trece años he estado escribiendo y al final junté un montón de historias que con el tiempo fui reescribiendo y perfeccionando. Me di cuenta de que tenían varias cosas en común, y cuando iba a escribir un relato sobre la historia de Julie (la protagonista), me percaté de que era el hilo conductor perfecto para una historia mucho más amplia. Si digo que se escribió sola, es porque nunca me puse como objetivo escribir una novela con esa temática, sino que, de pronto, vi que aquello que empezaron como relatos de tres páginas se habían convertido en un cúmulo de unas cien.


Tienes bastantes premios literarios, a pesar de que pareces bastante joven, ¿cómo y cuándo empezaste a interesarte por la escritura?


Escribir y dibujar son cosas que llevo haciendo desde que tengo uso de razón. Mi abuelo y mi madre siempre me estaban contando cuentos, y muchos de esos cuentos los creábamos juntos. Me gustó la idea de poder plasmar todo aquello que me imaginaba.Ya que la lectura es algo que siempre ha estado en mi casa y lo tenía tan interiorizado, cuando era pequeña pensaba que todo el mundo escribía. Fui consciente de que escribir era aquello que realmente me gustaba cuando estaba en primero de la ESO, y en medio de clase un amigo me dijo que se habían repartido los premios literarios del instituto y que yo había ganado. Como no creí que eso fuera posible, ni siquiera estuve en la entrega de premios; pero la jefa de estudios me llamó luego para darme mi premio. Gané con una poesía que se publicó en la revista del instituto, y me quedaba impactada cuando todos (alumnos y profesores) me preguntaban: “¿Esto lo has hecho tú?”, “Pero, ¿cuántos años tienes?”, “Escribes muy bien”. Me gustaba que la gente apreciara lo que yo hacía. Me seguí apuntando en años posteriores a otros concursos escolares e iba ganando, por lo que mis padres y mis profesores me fueron proponiendo que me apuntara a más certámenes. Realmente, yo pocas veces he escrito algo específicamente para un concurso: casi todos eran relatos que ya tenía y al leer las bases me fijaba en que la temática coincidía.


¿En qué genero te gusta más escribir, poesía, relato, novela…?


Me gustan todos los géneros, pero el relato me parece la forma más bonita de configurar una historia. Un relato se puede leer rápidamente, debe impactar a pesar de esta corta extensión, y eso te permite “jugar” con las emociones del lector desde el primer momento. Una novela no se lee en una hora, por norma general, y la gente hace miles de cosas mientras la lee, y a lo mejor, por mucho que le guste, la deja en la estantería durante días hasta que retoma la posición del marcapáginas. Un relato está diseñado para empezarlo y acabarlo en el momento, por lo que la atención del lector es toda tuya. Por eso, Cuentos para despertar mantiene esta cualidad de los relatos adecuándolos a la narración de una novela.


Creo que esta es tu primera novela, ¿qué supone para ti dar este salto como escritora?


Yo siempre he estado escribiendo, pero publicar tu propia novela es como una especie de “ceremonia de la mayoría de edad” que hace que pases de ser “alguien que escribe” a ser un escritor propiamente dicho. La novela ya no es un archivo guardado entre otros cientos en el ordenador, sino algo que es tangible, que es disfrutado por muchas personas y que es más fácil de dar a conocer. Escribir en un blog, aunque cumple su objetivo de poner los escritos en manos de los lectores, limita un poco tu expansión, ya que hay muchísimos blogs literarios y es difícil que encuentren el tuyo. Sin embargo, no hay tanta gente con una obra publicada y distribuida por una editorial.


¿Cómo es tu rutina de escritura, tienes alguna manía o ritual?


Mi rutina de escritora es que si se me ocurre una idea tengo que plasmarla en el momento. A veces estoy dibujando y creo un personaje, me imagino su historia y ya me dispongo a escribirla. No soy como otros escritores que planean una idea desde el primer momento y hacen guiones y borradores, estructuran las partes de su novela y una vez lo tienen todo organizado, la escriben. Yo descubro la historia capítulo a capítulo sin saber cómo será el final, me veo como lectora y escribo aquello que me gustaría que pasara a continuación. Lo malo es que se tienen épocas de inspiración, otras en las que las musas te abandonan y otras en las que estás demasiado ocupada para escribir. Por eso siempre llevo una libreta en el bolso y si se me ocurre algo, lo anoto.


¿Quiénes son tus influencias y referentes literarios?


Todavía soy muy joven, por lo que aún estoy descubriendo autores y obras de cualquier género y temática. Le doy la misma relevancia a Harry Potter que aLa metamorfosis, y miro por igual la Divina Comedia y las Crónicas de la Torre. He leído Iacobus, Carrie, La semilla del diablo, Rebelión en la granja y el manga de Naruto. Cuando escribo creo que trato de posicionarme más en un estilo literario que en otro según el trasfondo que tenga la historia que quiero plasmar, pero en general en mis escritos me centro más en el mundo interior del personaje y las alegorías que en crear grandes escenarios. Lo que todas estas obras tienen en común es la idea del personaje principal que ha pasado grandes penalidades y tiene que saber lo que hará a continuación.


Has decidido apostar por el crowdfunding para publicar tu libro, ¿qué te parece este sistema?


Es un sistema que permite al autor publicar por su obra y no por su sobrenombre. Es verdad que ciertas personas que me han dado su apoyo cara a cara me confesaban que el hecho de pagar sin ver el producto final es percibido como algo un tanto arriesgado, especialmente a través de Internet. De una forma u otra, el crowdfunding hace que cualquiera pueda publicar sin discriminación, siempre que el extracto y la idea de la novela guste a los mecenas. Da igual si soy joven, a qué me dedico y qué experiencia tengo, los mecenas no me miran a mí, sino lo que escribo, y al fin y al cabo eso es lo que yo pretendo.

Entradas destacadas